Cómo añadir más clorofila a tu dieta fácilmente

clorofila líquida

Aunque ya hemos hablado en varias ocasiones de la clorofila y sus muchos beneficios para la salud, en este post queremos abordar un punto de vista más práctico. Hoy vamos a ayudarte a aumentar la ingesta de clorofila de forma fácil y cómoda.

¿Cómo tomarla? ¿En qué cantidad? ¿De dónde obtenerla? ¿Cuál es la mejor fuente de clorofila?

¡Después de leer esto, ya no habrá excusas para que la clorofila esté presente en tu dieta!

El poder de la clorofila

En 1915, el ingeniero químico y premio nobel alemán Richard Willstätter, descubrió la similitud entre la molécula de la clorofila y la de la hemoglobina. Ambas moléculas son pigmentos, la primera es el pigmento verde de las plantas y la segunda el pigmento rojo de la sangre.

Además del color, la única diferencia estructural entre ambas se halla en el átomo central, siendo el de la clorofila de magnesio y el de la sangre de hierro. Es esa similitud lo que le permite a la clorofila mimetizar la sangre.

clorofila

Los doctores J. Howell Hughes y A.L. Latner afirman que la clorofila es un potente regenerador de sangre en el estudio Chrorophyll and Haemoglobin regenerationafter Hemorrage.

El Dr. Birscher, médico y nutricionista suizo, define la clorofila como el “poder concentrado del sol”, por ser ésta la encargada de realizar la fotosíntesis, la transformación de la energía en forma de luz a energía química generando oxigeno durante el proceso.

Pero en resumen y antes de pasar al lado práctico del post, podríamos concentrar los beneficios principales de la clorofila en los siguientes:

  • Ayuda a aumentar las defensas, ya que potencia el sistema inmune
  • Es alcalinizante y oxigenante de la sangre y los tejidos
  • Favorece la depuración del organismo
  • Ayuda a combatir la anemia
  • Mejora la absorción y fijación del calcio
  • Mejora el estreñimiento
  • Favorece la cicatrización de las heridas
  • Es un desodorizante natural de la orina y las heces
  • Equilibra la producción de estrógenos
  • Favorece el rendimiento deportivo

Cómo aumentar la ingesta de clorofila en tu día a día

 Aunque a priori pueda parecerte complejo “comer” verde, es más sencillo de lo que imaginas. Con estos consejos prácticos la clorofila se volverá un elemento muy presente en tu dieta y cuyos beneficios repercutirán en tu salud y la de tu familia.

  • Zumos y batidos verdes

Tomar un zumo o batido verde al día, te aporta una notable cantidad de clorofila y nutrientes que te ayudarán a depurar tu organismo, le recargarán de energía y te ayudarán a sentirte saciado evitando que recurras a otros snacks menos saludables.

Para elaborar los batidos, puedes utilizar una batidora de vaso americana. ¡Si quieres saber cómo elaborar un batido verde, te recomendamos este libro en el que encontrarás una enorme cantidad de recetas de batidos verdes!

En cuanto al zumo, te recomendamos un extractor de zumos cold press, que a diferencia de la licuadora convencional, preserva todos los nutrientes de los vegetales y además su rendimiento es mucho más elevado, extrayendo una cantidad superior de jugo de las verduras y frutas.

zumos verdes

  • Chupitos de wheatgrass

El wheatgrass es la hierba de trigo, un alimento con una elevadísima concentración  sólo en clorofila sino en una buena variedad de nutrientes. Tanto es así que 60gr de jugo de wheatgrass, aportan un contenido nutricional equivalente a 1,8kg de verduras.

La hierba de trigo es desintoxicante, oxigenante y nutre profundamente nuestras células. Además ayuda a prevenir el desarrollo de enfermedades y promueve la recuperación del buen estado de salud.

  • Germinados

Los germinados son un alimento de gran poder regenerativo y nutritivo. Además de ser fuente de clorofila, también es destacable en ellos que son el único alimento que consumimos cuando todavía está vivo, por ello sus nutrientes son tan valiosos.

Un equipo de investigadores dirigido por el Doctor Paul Talalay – director del Laboratorio de Ciencia Molecular de la Escuela de Medicina de la Universidad John Hopkins de Baltimore (Estados Unidos) y fundador de The Brassica Chemoprotection Laboratory- logró aislar el precursor natural de los germinados: el sulforafno glucosinolato, descubriendo que este compuesto es el estimulador natural más potente conocido de las enzimas detoxificadoras (enzimas hepáticas a las que se considera la primera línea de defensa del cuerpo frente a las enfermedades). 

  • Una ensalada al día

¡Para aquellos que disponéis de poco tiempo o para los días en que las prisas no nos permiten prepararnos un zumo, también hay opciones! Una buena ensalada de hojas variadas verdes, también nos aportan clorofila y fitonutrientes específicos que en mucho casos poseen propiedades medicinales curativas. 

ensalada alcalina

  • Hierbas frescas aromáticas

Las hierbas aromáticas son una opción ideal para cocinar, le confieren carácter a las recetas, con sus diversos aromas y sabores. Existe una amplia variedad de hierbas para elegir, pero además de las propiedades inherentes a cada hojita, éstas también son ricas en clorofila.

¡Utilízalas en tus preparaciones culinarias para beneficiarte de sus propiedades! 

Si buscas una opción práctica y cómoda, por falta de tiempo, porque no te gusta la cocina o simplemente si quieres añadir a tu dieta una dosis extra elevada de clorofila, puedes complementarla con clorofila líquida, un complemento natural de clorofila líquida concentrada. Con sólo 45 gotas al día su efecto ya se percibe en el organismo.

  • Complementa tu dieta con chlorella

La clórella es un alga verde unicelular considerada como el alimento con mayor contenido en clorofila conocido.

Además es muy rica en proteínas, llegando a contener cerca del 45 y en grasas de calidad (alrededor de un 20%). También posee propiedades quelantes, es decir, favorece la eliminación de metales pesados, entre otros de sus muchos beneficios. 

  • Otros consejos

No existe una dosificación o limitación en cuanto a la ingesta de clorofila, siempre y cuando su fuente de procedencia sea de origen natural.

La forma más eficiente de tomar la clorofila es en formato líquido, como por ejemplo en forma de zumos, ya que es más biodisponible y su absorción es más rápida. ¡Pero cualquier otra de formas las mencionadas también es saludable! 

Bibliografía: ClorofeelingGerminadosgalu y Wikipedia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *