Cuida de tu sistema digestivo para cuidar de tu estado de ánimo

En 1.961 el profesor Estadounidense Dr. Gershin descubrió lo que después se llamaría el 2º sistema nervioso o 2º cerebro. Sin embargo, no fue hasta 1.981 que se pudo comprobar la conexión entre los intestinos y el cerebro.

Se le llama el sistema entérico dónde hay más de 100 millones de neuronas que recubren todas las paredes que van desde nuestro esófago hasta el ano, pasando por el estómago y todos los intestinos.

Hasta hace un tiempo, en neurociencia, se creía que era el cerebro quien controlaba al cuerpo, es decir, que la transmisión de información se daba de arriba abajo. Ahora sabemos que existe otro sistema de transmisión de información, de abajo hacia arriba.

Según la Dra. Megan Rossi Ph.d, nutricionista con un doctorado en salud intestinal por la facultad de medicina y ciencias biomédicas de la Universidad de Queensland: “nuestro intestino tiene su propia autonomía para tomar decisiones.”

Como he comentado antes, el sistema entérico tiene más neuronas que la propia espina dorsal y actúa independientemente del sistema nervioso.

Este cerebro “independiente” en nuestros intestinos y su compleja comunidad microbiana influyen directamente en nuestro bienestar y estado de ánimo. En la actualidad, se está viendo que los médicos tienen cada vez más claro que la función de nuestro aparato digestivo va más allá de simplemente digerir lo que comemos. Y es que aún hay más, muchos médicos están investigando si se podrían tratar enfermedades mentales como la ansiedad, la depresión o enfermedades del sistema inmunológico a través del intestino.

DATOS DE NUESTRO 2º CEREBRO

La Dra. Rossi, especialista australiana en salud intestinal nos presenta algunos datos increíbles sobre nuestro 2º cerebro:

  • Nuestro intestino tiene su propia autonomía, o sea, que puede funcionar solo ya que es independiente del cerebro, ¿increíble verdad?
  • ¿Sabías que el 70%  de las células de nuestro sistema inmunológico vive en el intestino? Es por ello que la clave de nuestra inmunidad reside en nuestra salud intestinal según la Dra. Megan Rossi.
  • Ella afirma que aquellas personas que tengan problemas intestinales pueden ser más vulnerables ante enfermedades comunes como un resfriado o la gripe, o sufrir de depresión o ansiedad.
  • El 50% de nuestras heces son bacterias, no solamente restos de comida como se creía, y muchas de estas bacterias son benéficas. Por ello es importante, entre otras cosas, para preservar nuestra salud, ir al baño con regularidad.
  • En nuestro intestino habitan trillones de microbios que se dedican a digerir los alimentos y a absorber los nutrientes. Ahora entenderás porque no da igual lo que comemos.
  • Una microbiota rica y variada está asociada a una mayor salud intestinal según la Dra. Rossi y por lo tanto, a un mayor bienestar general.
  • Por tanto, hay una relación estrecha entre nuestros intestinos, sistema inmune y estado emocional.

INTESTINO Y ESTADO DE ÁNIMO

Sabias además que tu intestino está ligado a tu estado anímico y a tu nivel de estrés. ¿Y por qué es tan importante? Porque cuando se activa puede producir reacciones emocionales importantes una vez integrado en el sistema nervioso central.

Te has dado cuenta que muchas veces reaccionamos de manera “visceral”, me gusta, no me gusta. O te suena eso de “lo siento en las entrañas”. Como puedes ver es mucho más que una expresión, es una realidad.

Se ha visto que los enfermos con depresión y/o ansiedad tienen los niveles de serotonina más bajos, presentando un buen número de ellos problemas gastrointestinales, que van desde gases a estreñimiento. La serotonina es un neurotransmisor con múltiples funciones, que regula el estado de ánimo, el comportamiento social, el apetito, la digestión, el sueño, la memoria y el deseo sexual.

El 90% o 95% de la serotonina se genera en los intestinos y el restante 10% en el cerebro, es por ello que cuando los intestinos están mal puede haber un déficit de serotonina pudiendo llegar a producir problemas mentales como depresión, ansiedad e incluso irritabilidad.

También hay una relación estrecha entre el sistema entérico, los impulsos nerviosos y las hormonas.

Así que ya ves, tenemos que cuidar nuestra flora intestinal, porque su calidad sí importa.

Y ahora te estarás preguntando, ¿qué puedo hacer yo para cuidar mis intestinos? Aquí tienes unas sencillas recomendaciones que seguro te van a ayudar a mantener tus intestinos sanos y a sentirte con energía y de buen humor.

RECOMENDACIONES PARA CUIDAR DE TU INTESTINO

  • Sigue una dieta saludable, alcalina llena de minerales y vitaminas. Rica en verduras, hortalizas, frutas, semillas, legumbres y cereales integrales. Si optas por proteínas de origen animal da prioridad al huevo o al pescado.
  • Procura que haya una cantidad suficiente de hortalizas crudas, alimento vivo lleno de vitaminas, minerales y a ser posible ecológicos porque los pesticidas y los herbicidas destruyen la microbiota intestinal.
  • Evita el café, el alcohol y alimentos muy acidificantes como las carnes rojas procesadas ya que producen amoniaco.
  • La dieta más alcalina produce una flora intestinal más fermentativa, más ácida, óptima para tu salud intestinal.
  • Las verduras y en especial las de hoja verde contienen mucha fibra insoluble que actúan como un eficaz prebiótico que dará de comer a tus bacterias. Además contienen triptófano, un precursor de la serotonina, siendo este un aliado de tu buen humor.
  • La fibra es asimismo muy importante ya que también favorece los movimientos peristálticos, y por lo tanto, la correcta evacuación y eliminación de desechos tóxicos a través de las heces.
  • Incluye alimentos como la patata o las lentejas cocidas previamente enfriadas ya que poseen almidón resistente que no solo es muy saciante, sino que no engorda y es un prebiótico extraordinario.
  • Ciertas frutas como la manzana contienen fibras solubles que también contribuyen positivamente a tu flora intestinal.
  • Introduce alimentos fermentados en tu día a día, como el chukrut, ya que constituyen una fuente inmejorable de probióticos naturales.
  • Algunas personas toleran muy bien el kéfir, así que si tú eres una de ellas, te animo a que lo pruebes ya que también es muy rica en probióticos.
  • Bebe abundante agua alcalina de calidad, baja en residuo, pero con los minerales justos. Los intestinos necesitan agua para funcionar correctamente.
  • Evita beber agua directamente del grifo ya que contiene cloro que destruye la flora bacteriana intestinal.
  • Toma minerales alcalinos que contengan potasio y magnesio ya que el magnesio actúa como un laxante osmótico natural. Un tracto digestivo más alcalino favorece positivamente una mayor producción enzimática. Una de las grandes causas de estreñimiento en la actualidad es la deficiencia de magnesio en las dietas, además del sedentarismo, a lo que me lleva al siguiente punto,
  • Haz ejercicio con regularidad.
  • Te recomiendo y más en estos día tomar de vez en cuando algún laxante no irritante natural como el pHlush que lleva magnesio y respeta el pH de tu colon. Un colon limpio favorece una inmunidad fuerte y nos predispone a absorber mejor los alimentos que comemos.
  • Hazte dueña/o de tu respiración conscientemente, respira y respira coherentemente, ya que te ayudará a superar el estrés y el miedo. Practica yoga o meditación a diario, con 10m basta. Como has visto, el sistema nervioso y los intestinos van de la mano, sería difícil decir quien va primero.
  • Procura dormir de 7 a 8 horas cada día.
  • Y por último, si es necesario, toma algún preparado probiótico para reforzar.

 


Gogo Bela MacQuillan

gogo bela naturópata dieta alcalinaTerapeuta integral con más de 15 años de experiencia con consulta privada. Especialista en Medicina Preventiva y Alcalinidad. Formada en Naturopatía, Medicina Tradicional China, Acupuntura, Moxibustión en C.E.N.A.C. Formada en Homeopatía y en Terapias Florales según sistemas de Bach y California.

Posee extensos conocimientos en medicina preventiva, nutrición alcalina así como en diversas vías para la desintoxicación y depuración del organismo. Es conferenciante regular y asesora técnica en Alcalinidad de la empresa Alkaline Care, S.L. Actualmente tiene su consulta privada en Barcelona.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario