¿Cómo prepararse antes de un DETOX?

Detox

Aunque los planes y dietas detox están de moda desde hace ya algunos años y se están instaurando como un hábito saludable indiscutible, es importante entender y aclarar bien qué es un detox, en qué consiste y cuál es su objetivo.

Un detox es un proceso basado en una serie de pautas de alimentación y salud que tiene como finalidad eliminar la acumulación o exceso de toxinas del organismo.

Depurar el cuerpo periódicamente tiene numerosos beneficios tales como:

  • Equilibrar el pH intersticial (fluido que baña nuestras células)
  • Oxigenar la sangre y tejidos
  • Ayuda a equilibrar el peso corporal
  • Mejora la autoestima personal
  • Recuperación de la vitalidad y energía
  • Potencia la belleza natural, mejorando el aspecto de la piel, cabello, etc.
  • Descanso y mejora del sistema digestivo

 

Está claro que limpiarnos por dentro conlleva una serie de ventajas de las que te beneficiarás si te decides a sumarte al detox. Pero en realidad, esta tendencia tan healthy que gana seguidores día tras día, es sólo un punto de partida. Se trata de una bisagra que hará de puente para inspirar y motivar a las personas a un cambio de hábitos de vida más profundo.

Por esta razón, el Detox20 (próximamente disponible en www.alkalinecare.com) es una ocasión perfecta para poner punto y final a una etapa en la que no nos hemos alimentado bien, no hemos tenido una buena higiene mental o en la que otros hábitos poco saludables hayan estado presentes. Para que la depuración sea efectiva, este es el enfoque adecuado. Si de lo contrario, tras limpiar nuestro organismo volvemos a los patrones alimenticios no recomendables, al estilo de vida acidificante y en general a una vida tóxica, no sólo no habremos logrado nuestro objetivo sino que todavía nos sentiremos peor.

¿Por qué?

Porque si tras limpiar el organismo volvemos a una dieta llena de comida basura, alimentos procesados y refinados, notaremos todavía más que antes la falta de energía, fatiga, digestiones pesadas y otros síntomas de toxicidad.

Además, esta conducta fomenta una mala relación con la comida y alimenta un patrón negativo que debilita nuestra autoestima.

detox

CÓMO PREPARARSE ANTES DE UN DETOX

Existen una serie de pautas básicas antes de empezar un detox que son más que aconsejables seguir. La razón principal es que no todos tenemos el mismo nivel de toxicidad en el organismo y por tanto no todos reaccionamos igual al realizar una depuración intensa. Algunas personas experimentan cierto malestar, dolor de cabeza, congestión u otros síntomas leves fruto de la eliminación de toxinas.

Prepararnos unos días antes del detox nos ayudará a iniciar la limpieza de forma suave y progresiva, previniendo estos signos derivados de la expulsión de ácidos.

Además, incorporar estos simples hábitos unos días antes, también nos ayudará a fijarlos o anclarlos en nuestra rutina de forma efectiva y permanente.

 

  1. BEBE MÁS AGUA

El agua es nuestro nutriente principal, es esencial no sólo para mantenernos bien hidratados, sino para eliminar las toxinas y para transportar los nutrientes hasta el interior de las células, entre otras muchas funciones. Beber agua de calidad (alcalina & ionizada) en abundancia ¡es el primer y más importante hábito a incorporar para sentirnos bien!

Nota: Existen varios métodos para alcalinizar el agua, desde PuripHy, una solución mineral que se añade al agua embotellada, hasta pHydro, el sistema más completo para obtener agua de manantial en casa, pasando por una jarra filtradora de lo más eficiente.

  1. SUSTITUYE EL CAFÉ POR TÉ VERDE

Aunque la cafeína y la teína son en realidad la misma molécula, el té es mucho más saludable y acidifica menos que el café. Estas dos bebidas tienen un efecto distinto en el organismo tras su ingesta, porque:

  • El té contiene una ¼ parte de teína respecto a la cantidad presente en el café.
  • El té posee el doble de polifenoles
  • La absorción de la teína es más lenta.
  1. ELIMINA EL AZÚCAR

El azúcar es un “alimento” súper refinado y procesado, que ha perdido todos sus minerales, produce numerosos residuos tras su metabolización, debilita el sistema inmunitario, nos roba recursos alcalinizantes y además genera muchísima adicción. De hecho hay numerosos estudios que demuestran que al consumirlo, genera una sensación de adicción similar a la de algunas drogas.

Puedes sustituirlo por estevia, sirope de yacón, azúcar de abedul u otros edulcorantes naturales de bajo índice glucémico y que no hayan sido adulterados mediante procesos de refinado industrial.

  1. ELIGE CEREALES SIN GLUTEN & INTEGRALES

El gluten es una proteína presente en diversos cereales y que en bajas dosis, nuestro cuerpo debería procesar y metabolizar sin complicaciones. El problema surge a raíz de la manipulación del trigo, que se inicia hacia los años 60, y que ha ido incrementando desproporcionadamente la cantidad de gluten presente del mismo este cereal. Aunque originariamente el gluten contenido en el trigo suponía aproximadamente el 5%, hoy en día representa el 50% de dicho cereal.

Además el gluten está presente en numerosisímos alimentos pre-cocinados y envasados, ya que la harina de trigo es uno de los aditivos más comunes en la industria alimentaria actual.

El exceso de gluten en la dieta puede afectarnos de diversas formas, aunque la más habitual es la debilidad y malestar de nuestro aparato digestivo, ya sea en forma de gases, hinchazón o estreñimiento… entre otros síntomas.

Por ello es recomendable escoger cereales sin gluten, más fácilmente digeribles y a ser posible integrales, ya que éstos conservan la fibra y consecuentemente los nutrientes inherentes a ella.

  1. LEGUMBRES, EN LUGAR DE CARNE

Otro buen hábito a incorporar antes de comenzar el detox es eliminar (o reducir) el consumo de carne, especialmente la carne roja y procesada.

La propia OMS emitió un comunicado recientemente aconsejando limitar su consumo, asociándolo a diversas patologías y problemas de salud.

La carne es, junto con los lácteos, el alimento de origen animal que genera más acidez en el organismo tras su metabolización.

  1. BEBIDAS VEGETALES

Los “lácteos” vegetales son la opción ideal frente a los convencionales. Son una elección estupenda si queremos seguir una dieta más alcalina, depurativa y saludable. Éstos nos aportan minerales biodisponibles como el calcio, grasas saludables y fibra de calidad.

  1. COME MÁS VERDURA CRUDA

   Ingerir más verduras crudas nos ayuda a iniciar el proceso de limpieza del organismo, gracias a:

   Su aporte de clorofila líquida, que oxigena y depura la sangre y tejidos.

   La fibra presente en los vegetales es un excelente alimento para las bacterias amigas del intestino. Además la fibra nos ayuda    a atrapar, arrastrar y eliminar la toxicidad acumulada a lo largo de todo el aparato digestivo.

  Podemos aumentar la ingesta de verduras incorporando zumos o batidos verdes en nuestro desayuno, ensaladas, sopas,                                                        cremas, etc.

  1. CENA TEMPRANO Y LIGERO

Cenar temprano y ligero nos permite irnos a dormir con la digestión ya finalizada. Cuando nuestro sistema digestivo no trabaja para procesar los alimentos, nuestro organismo puede dedicarse a sus tareas de limpieza y regeneración, que se lleva a cabo especialmente mientras dormimos.

Estas son las reglas básicas para ponerte a punto antes de un proceso depurativo, aunque existen otras prácticas que también te ayudarán tales como descansar/dormir adecuadamente, realizar ejercicio de forma moderada, practicar la meditación o realizar ejercicios respiratorios.

Hasta dónde quieras llegar o cuánto te quieras implicar depende de ti ¡lo importante es empezar!

 


 

Sobre la autora:

Nadia Torres

Nadia Torres es Health Coach & Chef Alcalina.

Está graduada como Coach de Salud por el Institute of Integrative Nutrition de Nueva York y también se ha formado en la Matthew Kenney Culinary Academy.

Nadia cree en una alimentación basada en plantas y principalmente de alimentos alcalinizantes, es decir, que velen por el equilibrio del pH. Un concepto clave en el que se ha especializado y que difunde a través del coaching y sus talleres de cocina.

Descubre sus recetas alcalinas en el blog del que es autora Comer Sano es Fácil

2 Comments on “¿Cómo prepararse antes de un DETOX?”

  1. Me ha encantado toda la explicacion. Es evidente que eres una persona que sabe muchisimo sobre alimentos alcalinos y del metabolismo en el organismo. Me gustaria preguntarte si crees que es correcto tomar al dia 1 vaso de agua con bicarbonato sodico y bicarbonato potasico con unas gotas de lima,para asi de esta forma alcalinizar el pH del organismo?
    Muchas gracias Nadia Torres,saludos Sofia

    1. Una receta sencilla y correcta es agregar a un vaso de agua una pizca de bicarbonato y el jugo de medio limón, tomar inmediatamente. Realizar esto 3 veces al día + 4 veces al día sin agregar el bicarbonato (solo medio limón). Así mantienes el cuerpo alcalino al 100% y detoxificado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *