¿Cómo superar la adicción al azúcar?

Estamos a unos pocos días de la Navidad y los grandes y pequeños comercios inundan sus estanterías de la repostería tradicional de estas fiestas.

El problema de este tipo de dulces navideños es que están cargados de grasas saturadas, azúcares y harinas refinadas, manteca de cerdo y otros ingredientes que no sólo no nos nutren, sino que nos intoxican con desechos ácidos que, si no hacemos nada por evitarlo, generan desequilibrios en nuestro cuerpo.

Además, en muchos casos, aunque podemos ver bien grande la palabra “natural” en el envase, lo cierto es se trata de un reclamo publicitario engañoso, ya que si nos fijamos en la composición, hallaremos entre sus ingredientes un sinfín de aditivos nada recomendables si queremos preservar el equilibrio natural del pH del organismo. Colorantes, conservantes, emulgentes, aromas, etc. Todos ellos comparten una característica en común: desnaturalizan el alimento, minimizan su poder nutritivo, aumentan su toxicidad y dificultan superar la adicción al azúcar.

A parte de todo esto, hay algo que también es importante mencionar acerca de este tipo de dulces, y es la adicción que nos generan!

¿A qué se debe esa adicción?

Al azúcar, que se ha convertido en una pandemia mundial y que está presente en prácticamente todos los productos precocinados, procesados, envasados… ya que además de generar adicción, se utiliza como conservante para alargar la vida del producto.

Este ingrediente altamente acidificante es en su composición química, muy similar a la cocaína. Es más, “se ha demostrado que el azúcar eleva los niveles de dopamina, que controlan los centros de recompensa y placer del cerebro de una manera similar a muchas drogas como el tabaco, la cocaína y la morfina”. Así lo afirma la neurocientífica Selena Bartlett tras el estudio realizado por investigadores de la Universidad Tecnológica de Queensland (Australia) y publicado en la revista ‘PLOS ONE

El Dr. Lustig también explica muy bien por qué nos cuesta tanto superar la adicción al azúcar:

“Hay un área del cerebro llamada “Sistema de recompensa” del que hemos oído hablar por la adicción a las drogas. Cocaína,  morfina, heroína y nicotina, actúan en la misma zona cerebral. El neurotransmisor que transmite la señal de placer es la dopamina. Cuando tienes un subidón de dopamina obtienes placer y el azúcar lo consigue del mismo modo que todas las otras drogas. El problema es que cuando consigues ese placer, también regulas a la baja unas pequeñas proteínas que son los receptores de dopamina, entonces cada vez necesitas mayor cantidad para obtener el mismo efecto, es lo que se llama tolerancia. Y cuando la sustancia no está presente entonces no hay dopamina que interactúe con estas proteínas, es lo que se conoce como síndrome de abstinencia. Tolerancia y abstinencia es lo que define una adicción, sabemos que funciona así con las drogas y resulta que con el azúcar pasa lo mismo. La única diferencia es que tienes que salir a buscar cocaína, sin embargo con el azúcar hay saturación, está en todas partes, no se puede escapar de él”.

Así pues, dejar de consumir azúcar no es tarea fácil. Para muchos es tan difícil como si dejar de fumar se tratara. Hay que tener en cuenta que llevamos intoxicándonos desde niños. Sí, sí, desde niños, porque el azúcar ha estado presente en nuestras vidas desde la infancia, no sólo en las gominolas y los refrescos, sino en otros alimentos que ni se nos pasarían por la cabeza, como el pan, los embutidos y los alimentos procesados. ¡Pero es posible superar la adicción al azúcar!

Debemos volver a las sanas costumbres como cocinar más en casa. Comprar menos pre-fabricados y consumir más alimentos en su estado natural e integral.

¿Que podemos hacer para superar la adicción al azúcar?

El primer paso para superar la adicción al azúcar es entender que es un “alimento” altamente perjudicial para nosotros y decidir firme y conscientemente, por amor a nosotros mismos, que queremos dejar de consumirlo.

Y una vez estemos preparados para dar el paso será necesario ante todo, aprender a elaborar Dulces Saludables, libres de azúcares e ingredientes refinados y tóxicos. Dulces de los que podamos disfrutar sin temor a acidificarnos.

Esto es especialmente importante en fechas de celebración como la Navidad. Porque seamos francos, aunque en muchos casos nos fijamos el propósito de comer bien en Navidad, cuando llega la hora de la sobremesa, nos enfrentamos a un grave problema: Que queremos probar “sólo un bocadito”. Hazaña sumamente complicada la que queremos lograr, puesto que el azúcar, ingrediente imprescindible de todos estos caprichos perniciosos es sin duda, un ingrediente super adictivo.

Así pues, los bocaditos se suceden uno tras otro y acabamos dándonos un atracón de polvorones, turrones, neulas, tortitas, mantecados y cualquier otro dulce que se nos ponga por delante, lo cual dificulta que podamos superar la adicción al azúcar.

Para cumplir con este primer propósito, no hay nada mejor que una receta saludable, como la que compartimos hoy.

Además, otro consejo que también ayuda mucho a superar la adicción al azúcar es salir a caminar, correr, patinar o realizar cualquier otra actividad física durante las fiestas, que nos aleje de la mesa algunas horas al día.

También es muy saludable hacer alguna escapada a la naturaleza, respirar aire puro, sintonizar nuestros ritmos naturales con la Tierra y dedicarnos un tiempo para “mirar hacia adentro” y trabajar las emociones.

¡Felices y saludables fiestas!

polvorones alcalinos

RECETA

POLVORONES SALUDABLES

Ingredientes

  • 1 T de almendra molida
  • 1/2 T de harina de chufa
  • ¼ T leche de coco en polvo
  • 1/8 T de sirope de yacón o azúcar de coco
  • 6 gotas de estevia líquida
  • 1/8 T de aceite de coco, en estado líquido
  • 1/2 c de matcha té en polvo
  • 1 pellizquito de sal del Himalaya

Para la cobertura:

  • 1/2 T de manteca de coco
  • 1/4 T de cacao crudo en polvo
  • 1/4 T de sirope de yacón
  • 4 gotas stevia 1 pellizquito de vainilla en polvo
  • 4 C de aceite de coco

Procedimiento 

  1. Poner la manteca de coco al baño María a fuego lento para que se vaya derritiendo sin sobre calentarla.
  2. Colocar los ingredientes secos de la masa en un bol y mezclar bien con una espátula hasta que no queden grumos.
  3. Añadir el aceite de coco y el sirope. Volver a remover hasta obtener una masa modelable con las manos.
  4. Dividir la masa en porciones iguales y hacer bolitas.
  5. Con un cortador para galletas (en mi caso en forma de estrella) modelar cada porción de masa y presionar dentro del cortador de galletas sobre la superficie de trabajo.
  6. Retirar el cortador de galletas con cuidado, presionando la masa contra la superficie de trabajo.
  7. Repetir la operación con todas las bolitas. Reservar en el congelador.
  8. Una vez la manteca se haya derretido, añadir el resto de ingredientes y mezclar bien hasta que no haya grumos.
  9. Retirar del fuego y esperar a que espese un poco.
  10. Sumergir la mitad de cada polvorón en la cobertura y extraer manteniendo en el aire un par de segundos, hasta que se solidifique. Tienen que estar bien fríos para que la cobertura se endurezca rápidamente.
  11. Colocar sobre papel de hornear. Repetir la operación con el resto de polvorones.
  12. Puedes decorar con super-alimentos por encima.

*Consérvalos en un lugar fresco y seco, dentro de un bote de cristal. También los puedes guardar en la nevera.

Si quieres saber más sobre cómo disfrutar de dulces saludables y ricos durante las fiestas, no te pierdas el taller online de nuestra Coach & Chef Alcalina, Nadia Torres. ¡Te enseñará a hacer muy fácil lo que hoy, probablemente, te parezca imposible! Recuerda: comer de forma sana, alcalina y divertida es posible 🙂

¡Quiero información del taller!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *