Beneficios de los zumos alcalinizantes

beneficios de los zumos verdes alcalinizantes

El furor por los zumos verdes, y especialmente por los cold pressed, ya ha llegado a casi todos los rincones de España. Dentro de poco no tener un extractor de zumos en la cocina será casi casi como no tener lavavajillas. Pero, ¿sabes realmente cómo prepararte un zumo saludable y nutritivo? ¿Cuáles son los beneficios de los zumos alcalinizantes? ¿Qué diferencias hay entre un zumo y un batido?

¡Sigue leyendo este post, porque en él encontrarás las claves para convertirte en un super chef de los zumos verdes!

¿QUÉ SON LOS ZUMOS COLD PRESSED?

El cold pressed es el sistema de extracción de zumo más respetuoso con los vegetales. Con este método, el extractor de zumos separa el jugo de la fibra sometiendo las verduras y frutas a menor calor y oxidación, conservando mejor sus propiedades tanto nutricionales como organolépticas.

De todos los beneficios de los zumos alcalinizantes, el principal es que, a diferencia de los batidos, no contienen fibra por lo que pasan rápidamente a nuestro torrente sanguíneo sin necesidad de digerirlos. Y ello nos aporta una increíble dosis de nutrientes que asimilamos de forma casi inmediata. Esto se traduce, en primera instancia, en: ENERGÍA INSTANTÁNEA. ¡Eso es lo primero que vamos a notar!

Además, a diferencia del café y otros “falsos estimulantes” esta energía va a ser de calidad, es decir, no excitante, duradera, estable y con una serie de beneficios extra añadidos.

beneficios de los zumos verdes alcalinizantes

Beneficios de los zumos alcalinizantes:

  • Nos ayudan a depurar el organismo
  • Nos aportan una gran cantidad de clorofila
  • Ayudan a mejorar la calidad de la nutrición celular
  • Realzan nuestra belleza natural
  • Potencian el sistema inmunitario
  • Y están deliciosos, entre otras de sus bondades

CÓMO ELABORAR CORRECTAMENTE UN ZUMO ALCALINIZANTE:

Los zumos alcalinizantes se elaboran a base de verduras y / o frutas alcalinizantes (pomelo, lima, limón). Podemos incluir también alguna fruta acidificante (más ricas en fructosa) pero siempre en una proporción menor al 20% del total de los ingredientes que utilizamos para el zumo.

Para mantener al máximo las propiedades nutricionales del zumo, el mejor método es el mencionado anteriormente, el cold press. Existen varios extractores en el mercado, cada vez más evolucionados y eficientes, que te facilitarán la tarea. Éste es un buen ejemplo.

Además de respetar esta proporción, también existen algunos trucos y consejos interesantes para obtener un buen resultado y disfrutar de los beneficios de los zumos alcalinizantes:

  1. Verduras base para tu zumo

Las mejoras verduras que podemos utilizar como base principal del zumo son aquellas con mucho contenido en agua, como por ejemplo el apio o el pepino.

  1. ¡Si no es ECO, mejor sin piel!

Si las verduras o frutas que utilizamos no son ecológicas es preferible retirar la piel y las semillas, ya que el mayor contenido de pesticidas y herbicidas se concentra en los mismos.

  1. Qué hacer si su sabor es demasiado fuerte

Si el sabor del zumo es demasiado fuerte puedes añadir alguna fruta alcalinizante adicional, o un poquito de manzana, que no es excesivamente acidificante. Otra opción es revisar los ingredientes que has utilizado y entender cuál o cuáles son los ingredientes que han desequilibrado el sabor del zumo. Hay algunas verduras o frutas de sabor muy intenso que es mejor utilizar en pequeña proporción, como el ajo, la cebolla, los espárragos, el brócoli, el jengibre, etc.

zumos alcalinizantes

  1. Qué hacer si tras beberte un zumo verde tienes molestias estomacales o intestinales

A algunas personas los zumos verdes les producen leves molestias estomacales o intestinales al principio, porque su sistema digestivo se ha vuelto “perezoso”. Es decir, está acostumbrado a recibir todos los alimentos cocinados y pre-digeridos. Si es tu caso, puedes rebajar los zumos con agua al 50%.

Por supuesto si las molestias continuasen lo recomendable es que acudas a tu médico o especialista.

  1. Más allá del dulce… ¡existe el salado!

Aunque la mayoría de nosotros relacionamos los zumos con sabores dulces, lo cierto es que también podemos elaborar zumos salados deliciosos añadiendo un pellizco de sal natural y un chorrito de aceite. Un buen ejemplo sería un zumo de tomate con hierbas aromáticas.

  1. Toppings que enriquecen tu zumo

Darle un toque personal a tu zumo es muy fácil agregando pequeñas cantidades de superalimentos en polvo, raíces como el jengibre o cúrcuma. Además con ello no sólo conseguirás un sabor especial, sino también enriquecerás tu zumo convirtiéndolo en una bomba nutritiva para tus células.

Y el último consejo es, que pruebes y experimentes combinando verduras y sabores, porque no hay nada como la experiencia personal para adaptar y ajustar los zumos a nuestras preferencias.

¡Feliz zumo! 🙂

2 Comments on “Beneficios de los zumos alcalinizantes”

  1. Todo el artículo está genial, pero me gustaría que recomendaran alguno de los exprimidores de presión en frío. Hablan de marcas como Hurom, Juissen, Biochef, cuál recomiendan uds???

    1. ¡Buenos días, Teresa! Nosotros tenemos la Greenzyme, un extractor de zumo cold press de última tecnología que no tritura ni exprime las frutas y verduras, sino que las prensa a baja velocidad (43 rpm) preservando al máximo minerales, vitaminas y enzimas. Además, está hecha con materiales 100% BPA FREE (Tritán). Y en comparación con las licuadoras convencionales, Greenzyme puede aumentar la producción de zumo hasta en un 65%. Si tienes alguna duda, estamos a tu disposición para lo que necesites 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *