Por qué es importante mantener limpio el organismo

mantener limpio el organismo

Cuando nacemos, llegamos al mundo equipados con todo lo necesario para gozar de una vida larga y de calidad. El pH de nuestro organismo está equilibrado, disponemos de una buena variedad y cantidad de nutrientes y todos nuestros órganos están preparados para realizar sus labores eficientemente. Estamos preparados para la VIDA. Pero es importante tener muy presente la importancia de mantener limpio el organismo.

Entonces, ¿qué sucede? ¿por qué con el paso del tiempo perdemos vitalidad, energía y calidad de vida?

UN ESTILO DE VIDA QUE NO LE FAVORECE A NUESTRA FISIOLOGÍA

¿Alguna vez has visto un animal salvaje que tenga un aspecto envejecido?

Éstos, a diferencia de los seres humanos, se conservan en un buen estado de salud durante toda la vida.

El secreto reside en que viven de forma más natural. Los animales salvajes están mucho más conectados con su instinto, se alimentan de forma natural, sólo de lo que necesitan y cuando lo necesitan, duermen gran parte del día, están en contacto con la naturaleza, respiran un aire puro y cargado de iones negativos, beben agua de los ríos, sin embotellar, rica en minerales, no visten con prendas sintéticas sino que hacen uso de su propio pelaje, están en contacto con la tierra, la actividad física forma parte de su rutina y un largo etcétera de parámetros de vida que hace que éstos gocen de una envidiable salud y forma física.

El ser humano, sin embargo, ha construido un tipo de sociedad que va en contra de lo que le favorece a su propia fisiología.

La mayoría de nosotros vivimos confinados en ciudades y núcleos urbanos, en los que la contaminación ambiental, acústica y electromagnética forman parte integrante de nuestras vidas. Además, vivimos acelerados, sometidos a constantes impactos que aunque a priori no lo parezca, alteran nuestro bio-ritmo natural, con un gran número de responsabilidades que cargamos a nuestra espalda y en definitiva, totalmente estresados.

A ello hay que sumar que por lo general, nuestras vidas son bastante sedentarias, comemos comida de mala calidad y no descansamos lo suficiente ni dedicamos tiempo a otros aspectos importantes de nuestras vidas como el ocio, el deporte o la espiritualidad. Y ese modo de vida, va en detrimento de nuestro bienestar y salud, lo cual no predispone precisamente a mantener limpio el organismo.

mantener limpio el organismo

¿A DÓNDE NOS CONDUCE ESE MODO DE VIDA?

Hacia un estado de salud poco deseable. Todos los factores mencionados, provocan la generación una enorme cantidad de desechos metabólicos acidificantes y toxinas por parte del organismo, tantos que en ocasiones, nuestros órganos emuntorios –órganos que se encargan de los procesos de limpieza y eliminación- se agotan y se congestionan.

Cuando esto sucede, las toxinas empiezan a acumularse en nuestro organismo ya que éste no puede realizar su función depurativa correctamente, desequilibrando nuestro pH y causando otros desajustes en nuestro interior. De modo que es fundamental adoptar hábitos que ayuden a mantener limpio el organismo.

LA DIFERENCIA ENTRE ESTAR LIMPIO O SATURADO DE TOXINAS

En condiciones normales, un organismo limpio y en equilibrio promueve el funcionamiento óptimo de nuestros órganos, la eficaz eliminación de ácidos y/o toxinas, un sistema inmunológico fortalecido, un buen nivel de energía y vitalidad y una nutrición celular adecuada.

Por el contrario y en general, si tenemos una gran acumulación de toxinas, nos encontraremos más cansados y fatigados, nuestro peso estará en desequilibrio (por encima o por debajo de lo adecuado), nuestro sistema inmunitario será más vulnerable y la calidad y cantidad de los nutrientes que recibirán nuestras células será peor.

 CÓMO LIMPIAR NUESTRO ORGANISMO

En la actualidad existen distintos alimentos, plantas, complementos alimenticios y técnicas que ayudan a depurar y eliminar las toxinas acumuladas en el organismo. Pero bajo mi punto de vista, es mejor prevenir que curar, así que mi consejo es implementar en nuestra vida los 4 pilares de la alcalinidad (hidratación, nutrición, remineralización y desintoxicación) para mantener limpio el organismo y nuestro pH equilibrado.

 HIDRATACIÓN

El agua, además de formar parte de nosotros (somos aproximadamente un 70% agua) también es necesaria para limpiarnos por dentro. El agua es, de algún modo, el vehículo que conduce y elimina los desechos metabólicos a través de la orina, el sudor y las heces.

El agua alcalina e ionizada, además, nos aporta una buena cantidad de minerales y nos ayuda a neutralizar los radicales libres.

NUTRICIÓN

Una alimentación adecuada favorece la depuración natural del organismo. Los alimentos que más nos ayudan a desintoxicarnos son las verduras y las frutas, principalmente por su poder alcalinizante y su alto contenido en fibra, que atrapa y arrastra las toxinas permitiéndonos eliminarlas en cada deposición.

También podemos potenciar las depuraciones con complementos alimenticios como clorofila líquida, que ayuda a eliminar los ácidos y metales pesados y a oxigenar la sangre y los tejidos, lo cual ayuda a mantener limpio el organismo.

mantener limpio el organismo

REMINERALIZACIÓN

Los minerales juegan un papel relevante en los procesos depurativos, ya que cuando hay una gran acumulación de ácidos en nuestro interior, el pH del organismo se desequilibra y para solventar la situación, nuestro cuerpo libera minerales que extrae de sus reservas volviendo a equilibrar su pH. Por ello es esencial que nuestros depósitos minerales estén siempre en unos buenos niveles. Si no disponemos de reservas minerales, el organismo los “robará” de los huesos, cartílagos o de donde disponga para solucionar la situación.

Aunque de la verdura, fruta, semillas y cereales podemos obtener una buena parte de minerales, la realidad es que la calidad de los suelos de cultivo es considerablemente baja, limitando la carga mineral de los alimentos que crecen en ellos. Por ello, es aconsejable complementar la dieta con complementos minerales como pHour Salts, que nos aporta los 4 minerales alcalinizantes principales.

DESINTOXICACIÓN

Aunque si seguimos los 3 pilares anteriores nuestro nivel de acidez se reducirá de forma constatable, es una buena práctica realizar alguna depuración suave periódicamente para ayudar a mantener limpio el organismo.

E importante prestar especial atención a nuestros intestinos. El colon es el órgano que más toxicidad acumula con diferencia, puesto que se halla al final del recorrido digestivo y todos los residuos procedentes de la dieta pasan por él en última instancia antes de ser eliminados. En los pliegues intestinales se acumula a menudo restos de comida mal digerida, suciedad y otras toxinas que si no se elimina, se convierte en un foco de ácidos.

Para limpiarlo puntualmente podemos recurrir a técnicas como la hidroterapia de colon, aunque a modo preventivo también podemos hacer uso de complementos alimenticios como pHlush, que por su más que acertada formulación, podemos tomar a diario y nos ayuda a eliminar la suciedad de los intestinos al mismo tiempo que protege nuestra flora bacteriana.

Nadia Torres. Coach & Chef alcalina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *