Los 3 primeros pasos en la transición a una dieta alcalina

¿Quieres saber cuáles son los primeros pasos que debes aplicar si quieres hacer la transición a una dieta alcalina?

¡Pues sigue leyendo! La Coach de Salud y Alcalinidad Nadia Torres nos desvela las claves para iniciar la transición hacia el estilo de vida alcalino de forma fácil y exitosa.


PRIMEROS PASOS HACIA EL EQUILIBRIO DE TU PH… Y DE TU SALUD

La clave del éxito de la alimentación alcalina, desde mi punto de vista, es que los efectos se perciben muy rápidamente y uno de los principales es que ¡GANAMOS ENERGÍA! Energía para hacer LO QUE DE VERDAD QUERAMOS, ya sea en términos de dieta, salud o cualquier otra meta personal.

¡La energía es vital si queremos hacer cambios en nuestra vida! Muchos de nosotros nos hallamos afincados en una posición cómoda y fácil. Y no nos planteamos cambios porque todo cambio conlleva un esfuerzo y un desgaste energético que no nos sentimos capaces de afrontar.

Así que… ¿Qué pasaría si de repente nos damos cuenta de que tenemos más energía y vitalidad?

Que nos sentimos capaces de cualquier cosa. Ese es el regalo sorpresa con el que nos topamos cuando cambiamos a la DIETA ALCALINA.

beneficios-respirar

ASPECTOS RELEVANTES ANTES DE EMPEZAR LA TRANSICIÓN

Antes de sumergirnos en los consejos y prácticas a aplicar para que nuestra transición alimentaria sea efectiva, hay dos cosas que me gustaría destacar:

  • PRIMERO: La mayoría de personas que deciden cambiar su alimentación y eligen la dieta alcalina, se ven motivadas por una mejora en su salud. Y lo cierto es que los resultados positivos que se suelen obtener, son los que hacen que la transición sea efectiva y permanente. Pero es importante que no esperemos a sentirnos mal o estar enfermos para cambiar la dieta, sino que lo hagamos antes de verle las orejas al lobo.

¡Entrad a descubrir el testimonio de cómo recuperó su salud con la dieta alcalina!

¿Os imagináis cómo sería nuestra salud si nos hubiéramos alimentado saludablemente desde siempre?

En resumen: DEBEMOS CUIDARNOS SIEMPRE, desde el amor y el respeto hacia uno mismo, porque nuestra salud está, en primer lugar y ante todo, en nuestras manos. Esta debería ser nuestra principal motivación para cambiar de dieta. 

  • SEGUNDO:Antes de decidir dar el paso y cambiar nuestros hábitos alimenticios, es muy útil e importante preguntarnos si estamos preparados para ello, porque no siempre escogemos el mejor momento! Y lo cierto es que es crucial para que la transición sea efectiva. Por ejemplo, si elegimos un momento en el que estamos pasando por un bache a nivel personal, tenemos una gran carga y presión laboral y/o cualquier otro factor estresor, las probabilidades de éxito se reducen a la mitad.

 En resumen: lo mejor es iniciar la transición alimentaria cuando estemos preparados para ello y, si es posible, contar con la ayuda y guía de un profesional.

¿POR DÓNDE EMPEZAMOS?

 PASO #1: CAMBIA TU DIETA GRADUALMENTE,  PASO A PASO

Cambiar de dieta¿Cuántos años llevamos comiendo del modo en que lo hacemos? La respuesta suele ser: ¡Toda nuestra vida!

Entonces… ¿cómo vamos a cambiar nuestra alimentación de la noche a la mañana? Los cambios deben ser graduales y factibles, fáciles y asumibles para cualquiera, sin importar desde dónde partamos. Así, la transición se llevará a cabo de forma natural y con el menor esfuerzo posible. De otro modo, si queremos cambiarlo todo en un abrir y cerrar de ojos, nos estresaremos y es probable que nos quedemos a medio camino.

Son muchos los detalles a tener en cuenta, toda nuestra lista de la compra debe cambiar, nuestra forma de cocinar y de organizarnos. Así que, ¡PASO A PASO!

PASO #2: ES MÁS QUE UNA DIETA, ES UN ESTILO DE VIDA

Lo primero que debemos entender sobre la dieta alcalina, aunque suene contradictorio, es precisamente que no se trata sólo de la forma en que nos alimentamosfamilia saludable.

Existen muchos factores a tener en cuenta y que ejercen una importante influencia en el equilibrio de nuestro pH (la práctica de ejercicio, el contacto con la naturaleza, la contaminación ambiental, el descanso adecuado…etc). Lo que sucede es, que la forma más sencilla de iniciarnos en este estilo de vida y cuyos efectos notaremos más rápido es la dieta.

Pero más allá de la alimentación, debemos entender que todos nuestros hábitos tienen también un efecto acidificante o alcalinizante en nuestro organismo. Así que ¡no sólo lo que comemos cuenta, también lo que pensamos, sentimos y hacemos!

PASO #3: BEBE SUFICIENTE AGUA ALCALINA DE CALIDAD

agua-viajeros-royal-holidayEl agua es, sin lugar a dudas, el primer elemento que debemos revisar cuando nos iniciamos en este estilo de vida. SOMOS UN 70% AGUA! Si elegimos un agua de mala calidad o no bebemos la suficiente cantidad, nuestra salud física y mental se va a resentir!

Es importante NO BEBER AGUA DEL GRIFO sin filtrar. Ésta contiene numerosas sustancias perjudiciales para nuestra salud como cloro, flúor o metales pesados. Además, ¿Alguna vez te has parado a imaginar el aspecto de las cañerías que transportan el agua hacia nuestros hogares? ¿Cuántos años llevan transportando esa agua? ¿Cuántos residuos se han ido acumulando en las mismas? ¿Cuán oxidadas están?

Mi recomendación es utilizar siempre agua embotellada para el consumo.  Y si puede ser en envase de cristal mucho mejor!

El agua ideal debe ser alcalina (pH de al menos 9), ionizada y libre de impurezas. Y debemos beber un mínimo de 3 litros al día como recomendación general.

Existen varios métodos para alcalinizar el agua, desde una solución salina natural que eleva el pH con sólo unas gotitas, hasta una jarrita filtradora y alcalinizadora y sistemas y aparatos mucho más sofisticados que requieren una mayor inversión.

Estos son los 3 primeros pasos para iniciar correctamente la transición hacia una alimentación alcalina. En los próximos artículos ¡te desvelo los siguientes!

2 Comments on “Los 3 primeros pasos en la transición a una dieta alcalina”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *