#10 consejos para combatir el frío

El frío nos invita a resguardarnos en casa, salir menos al exterior, estar menos activos, comer alimentos más calóricos y abrigarnos bien. Pero… ¿estamos haciendo lo correcto para combatir el frío? ¿Nos alimentamos de un modo adecuado para elevar nuestra temperatura corporal? ¿Qué hábitos y prácticas nos ayudan a hacer frente al invierno?

A continuación os contamos todo lo que debéis saber para hacer más llevaderas las bajas temperaturas con nuestros #10 Consejos para combatir el frío.

CONSEJO #1: INCLUYE MÁS ALIMENTOS CRUDOS O LIGERAMENTE COCINADOS EN TU DIETA

verduras crudasLa dieta alcalina recomienda la ingesta de abundantes verduras crudas a diario, no sólo porque los nutrientes de los alimentos se conservan intactos en su estado natural, sino porque además nos aportan una elevado número de electrones. Ese aporte de electrones hace aumentar nuestra energía y consecuentemente, en contra de lo que se suele creer, nuestra temperatura corporal.

Un buen truco si nos cuesta comer frío en invierno, es dividir nuestro plato en 50% cocinado 50% crudo. Por ejemplo, podemos combinar una ensalada con una crema caliente o semi caliente.

CONSEJO #2: AÑADE SOPAS Y CREMAS A TU DIETA

Las sopas y cremas de verduras son una cena ideal, crudas o ligeramente cocinadas. Son especialmente recomendables porque al estar trituradas, requieren muy poca energía para su digestión. Como el cuerpo no necesita concentrar la sangre en el sistema digestivo, nuestra temperatura corporal se mantendrá estable durante la ligera digestión que realizaremos, evitando la sensación de frío y, además, dormiremos y descansaremos mejor durante la noche.

Clica aquí si quieres ver una receta de crema detox perfecta para el invierno.

 CONSEJO #3: APUESTA POR LAS GRASAS SALUDABLES

Cuando tenemos frío, se activan en nuestro interior una serie de mecanismos para generar calor interno que nos ayude a mantenerFlax seeds and linseed oil nuestra temperatura corporal entre 36º y 37º aproximadamente. Este sistema de regulación, conlleva un gasto energético extra que nuestro cuerpo acusa y por ello, cuando tenemos frío, nos apetecen alimentos más calóricos y ricos en grasas. Es importante optar por grasas saludables como las de los frutos secos y las semillas, el aguacate o el coco, y eliminar o minimizar el consumo de grasas de origen animal, que acidifican el organismo y favorecen el desequilibrio de nuestro pH.

Si quieres saber más sobre los beneficios de las grasas saludables, te recomendamos este artículo. Y si quieres ver una receta rica en grasas saludables te recomendamos ésta.

CONSEJO #4: UTILIZA EL PICANTE

Los alimentos picantes son indispensables si queremos regular nuestra temperatura corporal. Por ejemplo el chile, posee un compuesto químico llamado capsaicina*, responsable de la sensación de ardor en nuestra boca al consumir pimientos picantes. Además de ayudarnos a entrar en calor, este compuesto es muy beneficioso para nuestra salud: estimula el funcionamiento del sistema circulatorio previniendo la formación de coágulos en la sangre, es un potente anticancerígeno y un efectivo analgésico.

CONSEJO #5: ELIMINA O REDUCE EL CONSUMO DE ALCOHOL

Que el consumo de alcohol nos hace entrar en calor es una creencia popular muy extendida. Sin embargo, la “subida de temperatura” que experimentamos al beber alcohol, no es más que un espejismo.

El alcohol produce una dilatación de las arterias cutáneas, activando el riego subcutáneo, por lo que nuestra piel se calienta y tenemos la sensación de tener más calor. Sin embargo, lo que en realidad sucede al consumir alcohol es que nuestra temperatura corporal disminuye y aumenta el riesgo de sufrir hipotermia, ya que la dilatación de las arterias cutáneas acelera la pérdida de calor. Además el alcohol nos deshidrata y acidifica nuestro organismo.

 CONSEJO #6: UTILIZA AJO, JENGIBRE Y CEBOLLA

jengibre ajo cebollaEsta combinación de raíces yóguicas, se emplea con frecuencia para revitalizar y recuperar energía, lo que nos ayuda a aumentar nuestro calor interno. Además los tres ingredientes son efectivos aliado contra los resfriados.

Un estudio hecho por investigadores de la Biblioteca Nacional de Medicina del NIH (El Insitituto Nacional de la Salud) confirma que en concreto el jengibre, entre sus muchas virtudes y beneficios, ayuda a elevar la temperatura corporal.

CONSEJO #7: ¡MUÉVETE!

A pesar de que las bajas temperaturas nos invitan a quedarnos en casa a resguardo y nos sentimos más perezosos, moverse es una de las técnicas más efectivas para combatir el frío.

Al realizar ejercicio, nuestro organismo empieza quema grasas para enviar más sangre, energía y oxígeno a nuestros músculos y ello, produce un aumento de nuestra temperatura basal.

Por otro lado, aunque se suele pensar que la exposición a bajas temperaturas aumenta las posibilidades de resfriarse, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos señala que no hay ninguna prueba ni evidencia de ello.

La clave está, más allá de la temperatura, en abrigamos y vestirnos adecuadamente para la práctica de deporte al aire libre.

CONSEJO #8: TOMA INFUSIONES

Tomar infusiones calientes es una práctica saludable que nos ayuda a entrar en calor y reconfortarnos. Si además,infusion escogemos el tipo de hierba adecuada no sólo conseguiremos aumentar nuestra temperatura corporal sino que nos beneficiaremos de los efectos medicinales de las plantas. En invierno por ejemplo, son especialmente recomendables el hibisco y la equinácea, que nos ayudan a fortalecer el sistema inmune y a protegernos así contra los resfriados.

 CONSEJO #9: PROTEGE TU CABEZA Y CUELLO DEL FRÍO

¿Sabías que alrededor de un 10% de la pérdida de calor interno al exponernos a bajas temperaturas proviene de nuestra cabeza?

Nuestro cuello y cabeza son zonas de nuestro organismo que reciben una gran cantidad de sangre y, por ello, tardamos más en percibir el frío en ellas. Sin embargo, no debemos descuidarlas y es importante utilizar gorros y bufandas cuando salimos a la calle en invierno.

 CONSEJO #10: MEDITA, EQUILIBRA TU ENERGÍA

¿Alguna vez has escuchado la expresión: El frío es mental? Pues parece que hay evidencias científicas de que así es. Un estudio publicado en la revista científica Plos One en marzo de 2013, confirma que los monjes tibetanos son capaces de incrementar su temperatura corporal a través de la meditación, incluso a temperaturas de -25º.

Controlar nuestra energía interior a través de la meditación u otras prácticas similares, nos ayuda a equilibrar nuestra temperatura corporal, con el consecuente aumento de temperatura que conlleva.

equilibrar-energia


 

Bibliografía:

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *