Tu cuerpo es eléctrico y funciona con electrones! :: 2ª Parte ::

Esta es la 2ª parte del artículo del Dr. Robert O. Young: “Tu cuerpo es eléctrico y funciona con electrones!”. Ir a la primera parte. 

Efectos nocivos de los Iones Positivos

En un estudio japonés realizado en 1910 se vio por primera vez la relación existente entre la salud humana y los iones, se demostró que aquellos pacientes que padecían artritis sufrían mucho más dolor cuando había fluctuaciones atmosféricas y el porcentaje de iones positivos aumentaba. Como resultado de esto y gracias a otra investigación, en Japón, la relación entre salud e iones ha sido ampliamente reconocida desde hace mucho tiempo.

Los frentes fríos y sistemas de baja presión aumentan el porcentaje de iones positivos en la atmosfera, generando una disminución de iones negativos en nuestro cuerpo. Los médicos en Japón han declarado que bajo estas condiciones los síntomas de sus pacientes con asma y artritis se agravan y que aumenta el número de infartos.

En norte América también se ha estudiado la relación entre los iones positivos y el asma. Se ha visto que en los lugares donde ha habido vientos de iones positivos (lugares con muy altas concentraciones de iones positivos) como en Calgary, Alberta, sur de California y otros lugares alrededor del mundo, coincide que ha habido una mayor incidencia de ataques de asma (Guy Cramer, “Investigaciones Avanzadas sobre iones atmosféricos y problemas respiratorios”, página web Medinex certificada, 2 de septiembre, 1996, http://mypage.direct.ca/g/gcramer/asthma.html )

Además en los últimos años un gran número de médicos en Japón han declarado que un alto nivel de iones positivos en el entorno cercano -debido a campos electromagnéticos generados por ordenadores, teléfonos móviles y otros dispositivos electrónicos- pueden tanto mermar las funciones cerebrales como suprimir el sistema inmunológico, provocando todo tipo de dolencias.

Entre los síntomas se hallan las migrañas, falta de energía, fatiga, ansiedad, irritabilidad, nauseas, dolor de estómago, dificultades en la respiración, vértigo, mareos, falta de concentración, menor rendimiento intelectual y problemas para dormir. Cuando se analizan las muestras de sangre y orina de los individuos que dicen padecen dichos síntomas, se detectan niveles extremadamente  altos de la hormona del estrés,  serotonina. Se sabe que esta hormona a altos niveles puede ser potencialmente perjudicial para el organismo, y se piensa que los iones positivos pueden aumentar los niveles de serotonina en suero. (En cambio, los iones negativos, por otro lado hacen que el cuerpo convierta el exceso de serotonina en un compuesto inofensivo).

Los iones positivos ácidos o radicales libres en el cuerpo oxidan las células de todo el sistema. Dañan las células sanas y aumentan la acidez en sangre y tejidos. Cuando las células se oxidan los niveles de ácido láctico y úrico se disparan drásticamente, generando una gran variedad de enfermedades incluyendo el cáncer. El equilibrio de los sistemas endocrino, inmunológico y sistema nervioso autónomo se ven afectados y la circulación sanguínea y linfática disminuye. Como resultado, se aceleran los procesos de envejecimiento y fermentación corporal prematuramente.   

Los siguientes factores medioambientales generados por el hombre son los responsables de aumentar los niveles de iones positivos; cada uno de estos peligros ha sido creado o bien durante el último siglo o bien ha aumentado significativamente durante ese periodo.

Riesgos creados por el hombre que Aumentan los niveles de Iones positivos.

  1. Humos de los tubos de escape, la mayor causa medioambiental:
  2. Humo de las fábricas
  3. Contaminación de ríos y lluvia ácida
  4. Dioxinas producidas por la quema de materiales de deshecho
  5. Pesticidas y aditivos alimentarios
  6. Formaldehído
  7. Compuestos de fosforo empleados en productos cotidianos
  8. Campos electromagnéticos (EMFs) sobre unos 3 mG generados por rayos X, aparatos electrodomésticos, ordenadores y otros dispositivos electrónicos, líneas de alta tensión, wifi,  etc.

Los iones negativos Neutralizan los ácidos o Iones cargados Positivamente

Se dice que el 2% del oxígeno que respiramos se convierte en radicales libres en nuestro cuerpo. Cuando estos radicales libres se combinan con otros radicales libres generados por otras fuentes (como metales pesados, productos químicos, bacterias e iones positivos o ácidos), se vuelven aún más dañinos.

Los iones cargados negativamente trabajan para prevenir la oxidación o fermentación de la sangre y tejidos al neutralizar los radicales libres en nuestras células. Como resultado, las células se revitalizan y el sistema inmune y la resistencia física se fortalecen. Los iones negativos también se encargan de equilibrar el sistema nervioso autónomo y de mejorar la función gastrointestinal.

  • Pueden relajar la mente y el cuerpo,
  • Promueven el sueño profundo,
  • Aumentan el metabolismo,
  • Estabilizan el apetito y la presión sanguínea,
  • Mejoran la recuperación después del agotamiento y el esfuerzo físico y ayudan a que uno se sienta más revitalizado y tonificado.

Los iones negativos alcalinos son esenciales para la salud en general. Abajo hay un resumen de las propiedades curativas de los iones negativos alcalinos.

Propiedades curativas de los Iones Negativos

  1. Recuperación del agotamiento físico o fatiga – Los iones negativos ayudan a acelerar la recuperación después del agotamiento físico al aumentar los niveles de oxígeno nacientes en sangre y favorecer su utilización de un modo más eficiente.
  2. Estabilización de la función cerebral – Los iones cargados negativamente ayudan a normalizar la función cerebral al promocionar abundantes niveles de oxígeno naciente en sangre, generando un estado de relajación y calma.
  3. Purificación sanguínea – Al aumentar los niveles de calcio y sodio en el torrente sanguíneo, los iones cargados negativamente ayudan a restaurar (ligeramente alcalino, pH 7.365) el delicado equilibrio de pH de la sangre y tejidos.
  4. Aumento del metabolismo – Al estimular el intercambio de sustancias eléctricas en las paredes celulares, los iones negativos ayudan a aumentar el metabolismo
  5. Potenciando el sistema inmunológico – Altos niveles de iones negativos promueven la producción de globulina en sangre, resultando en una mayor resistencia frente a enfermedades.
  6. Equilibrando el sistema nervioso autónomo – Los iones negativos pueden calmar y relajar los nervios tensos al equilibrar el sistema opuesto simpático y parasimpático del sistema nervioso autónomo.
  7. Promueven una mejor digestión – Al contrarrestar la sobreexcitación del sistema nervioso simpático, los iones negativos ayudan a aliviar la tensión en estómago e intestinos promoviendo la producción de enzimas digestivas y mejorando la digestión.
  8. Rejuvenecimiento celular – Los iones negativos ayudan a revitalizar el metabolismo celular potenciando la vitalidad del tejido muscular y fortaleciendo los órganos internos.
  9. Salud general – Los iones negativos pueden rejuvenecer y revitalizar todos los sistemas corporales y células en su conjunto promoviendo una constitución general más fuerte.

Investigando los Efectos de los Iones cargados Negativamente

Estudios llevados a cabo en Japón

Muchos médicos e investigadores en Japón han estado estudiando los efectos de los iones negativos. Según ellos, un número insuficiente de iones negativos en nuestro entorno puede deprimir el sistema inmunológico, debilitar las funciones nerviosas y digestivas, y con el tiempo, provocar una variedad de enfermedades. Algunos médicos en Japón incluso tratan a sus pacientes con aparatos médicos que producen de manera natural (no artificialmente) iones negativos, con resultados exitosos. A continuación se pueden ver algunos resultados de las investigaciones sobre los efectos de los iones negativos.

En 1975, La Clínica Médica Nanzandoh en Japón publicó algunos resultados sorprendentes sobre su investigación llevada a cabo con terapia con iones negativos, encontrando que era muy efectiva en el tratamiento de la HTA (hiper tensión arterial), artritis reumatoide, gota, tinitus “acufenos” (ruido en los oídos), al igual que para varios desordenes en los sistemas nervioso, respiratorio y digestivo, glándulas tiroideas y piel. Asimismo,  también se vio que la recuperación de las enfermedades era más rápida y los procesos de envejecimiento se ralentizaban.

En una clínica cerca de las Fuentes termales de Ueyamada en Shinshy, Japón, trataron a los pacientes de Alzheimer con terapia de iones negativos y más de la mitad se curó de la enfermedad, recuperándose por si mismos sin ningún otro tratamiento. Continuando con esto, un equipo médico de la Universidad de Shishy también hallo que los iones negativos trabajan para sanar células dañadas en ratones.

El Dr. Tomoh Tsubushi, professor médico de la Universidad Metropolitana en Tokyo y especialista en medicina deportiva ha seguido de cerca los estudios sobre los iones negativos. En 1997 concluyó,  con sus propias investigaciones, que cuando se aplicaba la terapia de iones negativos después de hacer ejercicio rápidamente se equilibraba la presión sanguínea,  los niveles de serotonina en suero se reducían y la recuperación después del esfuerzo era mucho más rápida.

beneficios-respirar

En  el año 2000, se publicó en el Shuki no Kenkyu, una revista científica japonesa su documento sobre los efectos beneficiosos de los iones negativos en el cuerpo humano.

Según unos estudios llevados a cabo por Shiseido, la mundialmente famosa compañía de cosméticos japonesa, inhalar aire conteniendo 3,200 iones positivos por centímetro cúbico durante 20 minutos produce sed (deshidratación), pérdida de voz y congestión nasal debido al aumento de niveles de serotonina en suero. Por contraste, inhalar iones negativos durante 10 minutos estabiliza las ondas cerebrales proporcionando una sensación de calma.

En el grupo que había inhalado iones negativos apenas se encontró serotonina en las muestras de sangre u orina. (Los iones negativos hacen que el cuerpo convierta el exceso de serotonina –el antagonista de la mayoría de los problemas- en un compuesto químico inofensivo).

Estudios llevados a cabo en U.S.A y otros países.

Lo siguiente es un fragmento de un artículo escrito por Guy Cramer, titulado “Investigación Avanzada sobre Iones Atmosféricos y Problemas Respiratorios” (Página web certificada Medinex, 2 de septiembre, 1996, http://mypage.direct.ca/g/gcramer/asthma.html):

“Un médico que trataba a las víctimas de quemaduras con generadores de iones negativos descubrió que aquellos pacientes que también presentaban problemas respiratorios –bronquitis crónica o asma- declararon todos que la terapia con iones negativos les ayudó a respirar mejor. Gracias a estos descubrimientos el médico comenzó a investigar sobre los efectos de los iones negativos en las enfermedades respiratorias.

Esta investigación se llevó a cabo en el hospital Northeastern, en la Universidad del Hospital de Graduados de Pensilvania, y en el hospital Frankford de Filadelfia. Descubrió que el 63% de los pacientes que sufrían fiebre del heno o asma bronquial “experimentó un alivio parcial o total” después de haberse sometido al tratamiento con iones negativos. Uno de los médicos del hospital que trabajaba en el proyecto comentó después, “llegan estornudando, con los ojos llorosos, con picores nasales, destrozados por la falta de sueño y tan hechos polvo que casi no pueden ni andar. Y después de estar 15 minutos  delante de la máquina de iones negativos se encuentran muchísimo mejor hasta el punto que incluso no quieren marcharse.”               

El experimento Windsor y Becket llevado a cabo en U.S.A expuso a dieciséis voluntarios a una sobredosis de iones positivos durante 20 minutos seguidos y todos ellos desarrollaron sequedad de garganta, voz ronca, migrañas, obstrucción y dolor nasal. A cinco de los voluntarios se les hizo una prueba para ver su capacidad respiratoria total y se descubrió que una sobredosis de iones positivos redujo esa capacidad en un 30 por ciento. Sin embargo, al estar expuestos a iones negativos durante 10 minutos seguidos se constató que la capacidad respiratoria máxima no se vio afectada. Lo significativo aquí es que los iones negativos no afectaron a la cantidad de aire inhalada, pero los iones positivos si dificultaron la respiración.”

“En Gran Bretaña, dos personas especialistas en análisis estadísticos pertenecientes a la Universidad de Oxford, llevaron a cabo un estudio con 100 pacientes víctimas de asma, bronquitis y fiebre del heno, elegidos al azar de una lista de personas que habían comprado un aparato generador de iones negativos con la esperanza de que les ayudase con su problema. Finalmente, su informe se basó sólo en las entrevistas hechas a 74 de las 100 personas. Encontraron que 18 de los 24 asmáticos; 13 de los 17 que sufrían bronquitis; 11 de los 12 que padecían fiebre del heno; 6 de las 10 personas aquejadas con catarro nasal, declararon que el generador de iones negativos había mejorado su condición significativamente. Algunos, afirmaron que les había curado del todo.”

“Los hospitales Brasileños normalmente usan aparatos ionizadores para tratar problemas respiratorios, incluyendo alergias, después de haber llevado a cabo una investigación con 36 niños que padecían alergias asmáticas. Todos ellos padecían problemas constantemente e incluso, en algunos casos, los problemas eran invalidantes antes de recibir la terapia con iones negativos; durante el tratamiento sólo uno sufrió un ataque alérgico y después todos ellos, según consta, se curaron, hasta el punto que no volvieron a sufrir complicaciones, siempre y cuando participasen ocasionalmente de las sesiones de terapia con iones negativos.”

 “En 1966 en un hospital en Jerusalén, unos médicos llevaron a cabo una serie de pruebas con 38 niños con las edades comprendidas entre dos y doce meses. Todos ellos sufrían más o menos el mismo nivel de problemas respiratorios. Los dividieron en dos grupos de diecinueve, uno era el grupo de control que estaba en una sala sin ninguna carga negativa y el otro grupo estaba en una sala donde había un generador de iones negativos.”

“Los investigadores declararon que el tratamiento solo con iones negativos sin ningún otro tratamiento añadido, es decir, sin ningún medicamento, al parecer curó los ataques de asma y bronquitis más rápidamente que los medicamentos, antibióticos incluidos. Asimismo, también observaron que no apareció ninguno de los efectos secundarios tan habituales tras tratar a este tipo de niños con medicamentos. Concluyeron que aquellos niños tratados con iones negativos eran menos propensos a sufrir más ataques (recidivas).

Como dato objetivo, el informe científico decía que las pruebas `demuestran que los iones atmosféricos ejercen una influencia sobre los niños, especialmente aquellos que sufren de bronquitis asmática.´ Y menos científicamente, descubrieron que lo bebes que respiraban iones negativos lloraban menos y más suavemente en comparación a cuando respiraban aire normal. Y no hay nada de subjetivo con los chillidos de un bebé.”

Sin la adecuada carga de iones negativos, literalmente nos estamos matando y ni siquiera nos damos cuenta. Afortunadamente, ya existe en la actualidad la tecnología que ayuda a eliminar esta carga del cuerpo, para apoyar su diseño alcalino, los glóbulos blancos, y promover no solo una larga vida, sino una vida llena de fuerza, vitalidad y rica en electrones.  

Puriphy Alkaline CareCon la ionización de agua desarrollada por el Dr. Robert O. Young (agua ionizada con PuripHy) y con los alimentos y suplementos nutricionales cargados negativamente (Doc Brocs, pH Greens), ahora puedes dirigir grandes cantidades de iones negativos o iones hidroxilos (OH-) en forma de “micro cluster” o micro racimo, que fluirán entre las paredes celulares y reaccionarán con los deshechos ácidos cargados positivamente causantes de la perdida de energía, letargo y de la predisposición a padecer casi cualquier enfermedad; provenientes del agua de grifo, agua embotellada o alimentos acidificantes como el azúcar, fruta con alto contenido en fructosa, carne y lácteos.

Con la ionización del aire recibirás oxígeno y nitrógeno ionizado al instante facilitándote la conversión y almacenamiento de energía. El nitrógeno ionizado actúa sobre tu sistema de comunicación celular dilatándote las arterias y venas, manteniendo no solo un sistema de transporte de nutrientes fuerte, sino también un servicio de mensajería eficiente, permitiéndole a tu organismo restablecer su verdadera comunicación. Comienzas a conocer de nuevo tu cuerpo.

En cuanto al coste, cuando miramos de manera realista hacia nuestro futuro que estadísticamente significa enfermedades, cáncer, problemas cardiacos y degeneración corporal, es muy poco. Al igual que el pequeño átomo cargado negativamente, esta tecnología es fácil de desestimar, sin embargo es asombrosamente poderosa. La tecnología está aquí con las máquinas ionizadoras de agua del pH Miracle (próximamente en Alkaline Care), los alimentos y suplementos ionizados.


 

  • Fuente: Dr. Robert O. Young en Articles of Health
  • Traducción: Gogo Bela MacQuillan
  • Editado por: Alkaline Care

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *