Cómo mejorar la disfunción eréctil y la vida sexual con la dieta alcalina

Alrededor de los 40 los órganos reproductivos del hombre comienzan a verse afectados por los ácidos dietéticos y metabólicos y empiezan a ser menos activos. En consecuencia, la hormona acidificante testosterona comienza a disminuir a causa de una mala función glandular debido a la acumulación de ácidos metabólicos y dietéticos generados por el estrés emocional y físico. Además, una dieta rica en proteínas y azúcar, y una falta de actividad física provocan una falta de libido, impotencia, disfunción eréctil, recuento bajo de esperma, depresión y cambios de humor (que es negativo).

Durante el declive alcalino masculino o proceso de envejecimiento, el cual podemos llamar:  “adro – pausia”, la testosterona, un producto acidificante de deshecho resultante de la actividad reproductiva, desciende dramáticamente. Esto no significa que necesites más de esta hormona, lo que necesitas son menos ácidos dietéticos y metabólicos y mejorar la eliminación de dichos ácidos a través de la defecación, la orina, el sudor y la respiración.

Una falta de alcalinidad corporal y en especial una deficiencia de sales minerales alcalinizantes incluyendo bicarbonato sódico, bicarbonato potasio, carbonato de calcio y carbonato de magnesio (las phour salts), puede conllevar:

  • debilidad,problemas-pareja
  • dolor y perdida de masa muscular,
  • aumento de peso,
  • orinar frecuentemente,
  • prostatitis,
  • cáncer de próstata,
  • disfunción eréctil,
  • bajo recuento de esperma,
  • perdida de elasticidad en la piel (arrugas),
  • aumento de los niveles de colesterol en sangre,
  • hipertensión arterial,
  • placa esclerótica,
  • cambios de humor,
  • depresión
  • e incluso sofocos o “andro – pausia”

Esta es la razón por la que un estilo de vida que ayude a equilibrar el pH corporal, puede ayudar a corregir la condición del exceso de ácido en los fluidos corporales y advertir a los hombres de los efectos tóxicos acidificantes de otras terapias más agresivas, como el consumo de testosterona.

Es sabido que la alcalinidad aumenta la capacidad de los huesos para absorber calcio, reduciendo el riesgo de sufrir fragilidad ósea y osteoporosis, aumentando la capacidad de los músculos de absorber magnesio y disminuyendo el riesgo de padecer perdida de masa muscular.

Las sales minerales alcalinizantes como el sodio, el magnesio, el potasio y el calcio, asimismo, también disminuyen la posibilidad de padecer enfermedades coronarias e infartos, que no es poca broma considerando que las enfermedades cardíacas están en auge en los hombres a partir de los 45.

¿Por qué?

Porque la testosterona es un producto de desecho toxico ácido resultante de la función glandular reproductiva. Suplementar con una hormona acidificante como la testosterona, sería como bombear monóxido de carbono en tu tanque de gasolina. Al igual que el monóxido de carbono es un producto de desecho de la producción de energía, la testosterona es un producto de desecho de la función reproductiva del hombre y es tóxico para la sangre, los tejidos y los órganos del cuerpo.

Esta es la razón por la que algunos médicos se han vuelto más conservadores a la hora de prescribir terapias de reemplazo hormonal, particularmente en hombres y/o mujeres que tienen antecedentes familiares con cáncer del aparato reproductor.

Muchos de estos hombres de alto riesgo están usando con éxito sales minerales alcalinizantes, hierbas, nutrientes antiácidos, aminoácidos, aceites y semillas en vez de testosterona para tratar los síntomas de su “andro – pausia”.

relaciones

¿Por qué?

Porque los minerales alcalinizantes, las hierbas, los aminoácidos, los nutrientes antioxidantes y antiácidos, y los aceites de semillas son amortiguadores alcalinos de la hormona acidificante llamada testosterona.

Incluso hombres que no forman parte del grupo de riesgo de padecer cáncer relacionado con el aparato reproductor o no experimentan disfunción eréctil, encuentran que las hierbas alcalinizantes, las sales minerales, aminoácidos, nutrientes antiácidos o antioxidantes y los aceites de semillas, ofrecen una solución positiva para sus males “andro – pausicos”.

Los fitonutrientes fabulosos

fitonutrientesMuchos fitonutrientes provenientes de las plantas son sustancias alcalinas o antioxidantes que amortiguan y neutralizan el ácido testosterona humana y protegen los órganos reproductores masculinos.

De hecho, los fitonutrientes han estado presentes en la dieta humana durante miles de años siendo una buena fuente alcalina para amortiguar los ácidos dietéticos y metabólicos, incluyendo la testosterona o el estrógeno, especialmente a partir de la mediana edad y en adelante.

La actividad de los fitonutrientes también se encuentra en el aceite de semilla de pomelo. Recientemente los investigadores han descubierto que el aceite de semilla de pomelo es una de las fuentes más ricas en compuestos anti hormonales.

Los compuestos anti hormonales de origen animal a menudo se emplean para tratar los síntomas de la “andro – pausia” o menopausia, pero muchos hombres y/o mujeres son reacios a usar estas sustancias.

El aceite de semilla de pomelo amortigua los efectos acidificantes de la testosterona y los estrógenos, reduciendo los síntomas negativos de salud asociados a la “andro – pausia” o la menopausia en mujeres.

Sales minerales para prevenir la disfunción eréctil

Los amortiguadores alcalinos provenientes de las sales minerales y los aceites de semillas pueden ser de gran ayuda a la hora de mantener el diseño alcalino del cuerpo masculino, especialmente para favorecer un sistema reproductor sano y activo. Esto también es valido para las mujeres.

La ingesta de sales minerales alcalinizantes como el bicarbonato de sódico, el bicarbonato potasio, carbonato de calcio y el carbonato de magnesio ayudan a mantener el diseño alcalino del cuerpo masculino, especialmente el sistema reproductor. Estas sales ayudan a amortiguar el exceso de ácidos metabólicos y dietéticos que de otra forma colapsarían los órganos y las glándulas que sostienen la vida.

Para más información sobre estas sales minerales alcalinizantes ir a: los múltiples usos de las pHour Salts

Conclusión

pareja-feliz

Un estilo de vida y dieta acidificantes es una de las causas principales de la disfunción eréctil. Los ácidos metabólicos y dietéticos son los causantes de que la sangre se espese generando una mala circulación y perdida de energía, y después disfunción eréctil. La clave para tener una vida sexual sana y duradera y sin disfunción eréctil ni síntomas de “andro – pausia”, independientemente de la edad, es reducir los ácidos metabólicos y dietéticos con un estilo de vida y dieta alcalina.

 

14 Comments on “Cómo mejorar la disfunción eréctil y la vida sexual con la dieta alcalina”

  1. Gracias, Muy Bueno, todavia quedan personas que lo que saven lo diseminan a otros para que mejoren su salud, Luz de Amor, para Uds. gracias.

  2. gracias por esa valiosa información como yo,millones de personas en el mundo lo necesitan es muy importante cambiar nuestro estilo de vida y ahí lo tenemos.muchas bendiciones para Ud Dr.

  3. Esto de la alcalinidad, ningún médico con los qué he tenido relación lo ha mencionado que buenas alternativas, quisiera saber dónde puedo encontrar estos productos aca en texas.gracias por tan valiosa información

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *